La Universidad de Zaragoza ha acogido entre el 8 y el 10 de noviembre ponencias destinadas a informar sobre las líneas de investigación que se están abordando y el futuro de la comunicación. Se han planteado cuestiones como la calidad del periodismo, que en esta era digital demanda inmediatez y omnipotencia o las facilidades que proporciona la tecnología para que el ciudadano genere información introduciéndose en el campo periodístico.

Una de las dificultades a las que se enfrenta el periodismo actual es precisamente el reto de las redes sociales. Como se explicó en los simposios 14 y 4. Las comunidades de la red han transformado el lenguaje periodístico en el que las competencias del periodista tienen que renovarse. La generación millenial tiene un consumo de redes mucho mayor que el de medios, lo cual crea la necesidad de una nueva mirada.

Los partidos políticos, con más intensidad en el caso de los partidos menos conservadores, ya utilizan las redes sociales como plataforma de información y agenda. Aunque la televisión siga siendo el medio de comunicación política masiva, las redes ya no se utilizan meramente para la interacción sino también para la circulación de la información.

DONjRy2WkAIMQG3

Fotografía: Nacho López 

El poder de la profesión, en ocasiones, se vuelve en contra. Juan de Dios Ramírez Heredia postuló en su ponencia que ningún programa de integración de los colectivos oprimidos puede triunfar mientras que no se gane la batalla con los medios de comunicación ante la falta de neutralidad del lenguaje. Juan de Dios, activista gitano y ex diputado contribuyó en la redacción de la Constitución española y siguió luchando por la igualdad desde el Parlamento Europeo, hasta ahora, lo cual le permite relatar sus experiencias con una amplia perspectiva.

En el simposio 15, también se habló del factor educacional de los medios de comunicación. Debido a su importancia, la presencia digital en los procesos educativos implica una formación específica, más humana, que fomente el uso crítico de los medios. En la misma línea, y haciendo referencia a la generación millenial, los simposios 8 y 21 han destacado el factor entretenimiento. Las formas narrativas están cambiando y para obtener fidelidad en las audiencias, las empresas generadoras de contenidos se ven arrastradas hacia nuevas estrategias en plataformas digitales.

También los videojuegos transmiten valores a través de la mediación de los medios de comunicación y otras instituciones. La producción académica sobre el juego digital está en una fase de consolidación aunque todavía le queda mucho camino por recorrer.

La capital aragonesa ha recibido a 400 congresistas, de 15 países diferentes, encargados de impartir más de 260 ponencias en 25 simposios. El Congreso ha logrado sus objetivos: reunir al gremio periodístico para invitarles a la reflexión sobre el contexto digital y social que envuelve al periodismo actual.

Por: Dèsirée Cremades y Ana Arroyo

Anuncios