Una de las primeras lecciones que se aprenden en el grado de Periodismo tiene que ver con las cinco Ws: who, what, when, where y why. Cuando un periodista escribe una información, su primer deber es identificar quién está implicado y qué es lo que ha sucedido, contextualizarlo en un cuándo y un dónde y buscar sus causas para reforzar con un por qué. Pedro Farias, catedrático de Periodismo de la Universidad de Málaga, hace referencia a ello para explicar la crisis de la información en la era digital: “de estas cinco Ws que aprendimos en la universidad, el por qué e incluso el qué ha ocurrido se hacen difíciles de encontrar. Muchas veces ni siquiera aparecen en las informaciones actuales”.

La conferencia de clausura del VII Congreso Internacional de Investigación en Comunicación Digital logró llenar hasta la bandera el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza. No era para menos, Pedro Farias se ponía ante el micrófono para hablar sobre La credibilidad del periodismo y la pérdida de la calidad de la información, avalado por sus casi diez años como director e investigador principal de los Informes de la Profesión Periodística de la APM (2005-2015).

IMG_9687.JPG

— Fotografía: Laura de Luis

Farias destacó los peligros de la falta de confianza de la población en los medios, que desde 2005 se ha disparado hasta un 59% de la ciudadanía en España. Achaca el fenómeno al exceso de información y a la necesidad de inmediatez derivadas de las redes sociales. El catedrático de la Universidad de Málaga afirma que “la adaptación de todos nosotros a esta sobreabundancia de contenido ha tenido como efectos la pérdida de fe en el sistema, en los medios y la pérdida de calidad”.

En su conclusión relacionó la pérdida de fe en los medios con una posible vulnerabilidad a la que la sociedad se enfrentaría en un futuro cercano. Para Farias, la desconfianza de los medios lleva a las audiencias a buscar fuentes alternativas de información, que son seleccionadas arbitrariamente y sin conocimiento del funcionamiento de los medios. “La responsabilidad de una sociedad informada ya no es solo de los profesionales”, dice Farias. “En un universo mediático tan inmenso necesitamos mayor conciencia social”.

Por: Ana Arroyo

Anuncios